BAJO LAS LILAS ES EL PRIMER LIBRO QUE RECUERDO HABER LEÍDO- DE MUY NIÑA- EDITADO SIN ILUSTRACIONES, o muy escasas- portada y aisladas en capítulos- (quiero significar: primer paso hacia una literatura sin apoyo visual, que es lo que requieren generalmente las publicaciones infantiles) Lo cito porque creo que no sólo lo cercano (en tiempo y espacio) es grato a un lector. Niños y adultos gozamos de viajar con el imaginario, escuchar otras voces, pensar otros lugares y realidades.



Lo que aparezca en mi blog, sin referencia externa, puede ser utilizado citando la fuente.

Contacto:isamirna@yahoo.com.ar


Muchas gracias a los que envían comentarios a mi correo!

lunes, 15 de febrero de 2010

LAS CIUDADES DE LOS SUEÑOS

Los sueños construyen ciudades, las ciudades de los sueños tienen que ver con la memoria, con la imaginación, con los sentidos.
Son ciudades infinitas, de color sepia, o de colores inventados.
Conforman un mundo paralelo, un vuelo de miedos y amores y deseos. Esas ciudades tienen todas las historias, resumen los ayeres y los mañanas.
Danzan en lo ingrávido desafiando los tiempos y los espacios, traducen o predicen, construyen signos y desaparecen para el que no duerme, o para el que duerme sin soñar

Pérdida y perdida

En mi sueño
Estoy perdida en la ciudad
No es mi ciudad
Es una ciudad parecida
Y de algún modo sé que es el Sur
Pero un Sur oscuro
Sé que más allá están las autopistas
Y árboles gigantescos
Detrás de los cuales hay una que otra casa
Subo a colectivos como túneles
Toda la gente sabe adónde va
Muchos son jóvenes, llevan libros, ríen y discurren
Trato de recordar adónde dejé mi pequeño auto
Estacionado cerca de una iglesia
Trato de recordar las calles
No me atrevo a preguntar
Todos saben hacia dónde van
De pronto me parece que estoy en el Oeste
Hay calles barrosas y gente obstinada
Creo que vuelvo al Sur
Hay iglesias
En las iglesias quieren que me quede
Para participar de un banquete
Todo es lujo, ornato, resplandor
En las iglesias está prohibido moverse con libertad
Están marcados los caminos
Para entrar y salir
Me miran juzgándome
Yo les temo y ellos quizá me temen
En el banquete hay un hombre
Tiene el aspecto solemne y sin edad
que tenía en mi infancia
Le hablo de mi padre
Creo que me quemo el vestido
con un cigarrillo que no recuerdo haber encendido
Me deja salir
En su sonrisa advierto que es sólo por esta vez
Me sumo a otra gente y sigo buscando
Casi no me atrevo a preguntar
Cuando digo hacia dónde quiero ir
Una muchachita me pregunta:
-¿Y entonces por qué estás acá?-
Temo que llegue la noche
Temo que llueva
Porque ya ha llovido y el cielo está grisrrosadomarrón
Temo que anochezca
He olvidado el teléfono
Y sigo buscando
Sola
Hay olor a tierra húmeda en el aire
Hay olor a oscuridad que se acerca
No quiero despertar sin encontrar el camino de regreso
Pero cantan los pájaros
Debe haber empezado el día
Y entonces
Despierto
Isa bertero

No hay comentarios:

Publicar un comentario