BAJO LAS LILAS ES EL PRIMER LIBRO QUE RECUERDO HABER LEÍDO- DE MUY NIÑA- EDITADO SIN ILUSTRACIONES, o muy escasas- portada y aisladas en capítulos- (quiero significar: primer paso hacia una literatura sin apoyo visual, que es lo que requieren generalmente las publicaciones infantiles) Lo cito porque creo que no sólo lo cercano (en tiempo y espacio) es grato a un lector. Niños y adultos gozamos de viajar con el imaginario, escuchar otras voces, pensar otros lugares y realidades.



Lo que aparezca en mi blog, sin referencia externa, puede ser utilizado citando la fuente.

Contacto:isamirna@yahoo.com.ar


Muchas gracias a los que envían comentarios a mi correo!

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Exhortaciones de cumpleaños


No desairar al daemon que sopla temprano en la oreja: (Avisa que va a estar junto al azúcar de la torta y la vela encendida (¡Obligatoria!: llegará Artemisa atraída por el resplandor)
Legalizar íntima sensación de acontecimiento: se trata de una recaudación de calendario propio, de exclusivo itinerario.
Congregar risas y un vino de celebración. Es imprescindible recibir regalos en besos, palabras, tirones de orejas, y cuanto sea posible como tributo.
Viabilizar la autoternura: una preservada señal de infancia (reminiscencias de jornadas con padres o amigos, o tíos o abuelos o primos o patio o vereda o escuela… Quizás globos o juguetes para convocar a las hadas y ahuyentar a los espíritus hoscos, o una piñata y los chicos a la caza de la sorpresa o el caramelo, tal vez la foto donde queda para siempre la vida, más allá del tiempo.)
                                                       
Regalo virtual
Receta de torta de cumpleaños (por si acaso)
Si hay muchos comensales, se puede duplicar la receta, si al duplicar no se pone tanta manteca, y en vez de 6, 5 huevos, igual sale.
También se pueden agregar unas cucharadas de coñac, o cualquier licor rico que uno tenga.
Ingredientes
100 gramos de manteca
1 taza de azúcar
3 huevos batidos
Esencia de vainilla
6 cucharadas de cacao en polvo (yo uso El Quillá, que es santafesino)
1 y 1/2 taza de harina leudante
1/2 taza de leche
Para el baño cantidad extra de cacao, un trocito de manteca y agua.
Mescolanza
Igual que casi toda torta de manteca, primero se bate ésta (blanda) con el azúcar, se agregan los huevos y se sigue agitando, después se añaden los elementos secos tamizados. (Para color más “chocolatoso”, se puede poner una cucharada gorda de cacao amargo, que resulta en una masa más negrita).
Poner todo en un molde antiadherente si es posible, y si no, en uno con papel manteca.
Horno medio, hasta que se cocine (yo me guío por el aspecto y el aroma para calcular el tiempo), igual si parece que está, sin abrir mucho, introducir un palito en la masa; tiene que salir bien sequito.
Cuando la torta está oreada se puede cortar en capas y rellenar con dulce de leche, o una mousse o crema batida con azúcar y pedacitos de nuez, caramelo, almendras, nueces, merengue…lo que a uno le guste o sepa hacer.
Baño de cacao
Derretir el cacao sobre el fuego, con apenas un chorrito de agua caliente y un trocito de manteca (no debe hervir). Cuando se pone brillante y se desliza está listo para bañar la torta.
Cuando el baño está seco, se puede adornar con hilos de caramelo (caramelo como el del flan con una cucharada de glucosa).
Los hilos se van armando sobre la torta con ayuda de uno o dos tenedores (probar primero en un plato aparte).
En casa, a esta torta le decimos murciélago, porque para un cumpleaños hice el murciélago con recortes de torta (un molde que salió en la revista Genios) y con los hilos de caramelo le armé una cuevita (con licencia especial de los estudiosos del hábitat de los murciélagos)
Por supuesto: no olvidar el velón o las velitas.
Soplar. Pedir deseos.

Torta murciélago (sin murciélago)
Confiar en que van a cumplirse.













Isabel Bertero.

1 comentario:

  1. Myriam Freaza de Bertero10 de noviembre de 2010, 17:37

    Lo lindo de cumplir y acumular años, es que también se acumulan "gentes" y uno las va queriendo siempre un escalón más arriba y no se cansa.
    Se las pone cerca del corazón como bufanda y te abrigan siempre, no falla.
    Un día al año se amontonan y te emocionan…
    Cómo te quiero Isabel.
    Gracias!

    ResponderEliminar